Cómo crear un aula inclusiva

La mayoría de los educadores estarían de acuerdo en que la inclusión es un objetivo común en todas las aulas y escuelas. Especialmente aquí en edu-especial.com, donde abrazamos el ideal de que todos los niños pueden aprender, simplemente necesitamos aprender a enseñarles.

Parte del logro de ese objetivo es crear el entorno adecuado que incluya a todos los niños. Sin embargo, no solo los profesores tienen la responsabilidad de promover la inclusión. Nuestros estudiantes son modelos a seguir entre ellos a medida que aprenden, crecen y se desarrollan como individuos únicos y socialmente inteligentes.

Los padres juegan un papel muy importante en ese desarrollo. En la escuela, todos, desde el conserje hasta el director, también juegan un papel en saber cómo promover de manera efectiva un ambiente de aprendizaje inclusivo. Trabajando juntos podemos crear oportunidades increíbles para todos nuestros niños.

Cómo promover eficazmente un entorno de aprendizaje inclusivo en el aula

Enseñar a nuestros hijos la inclusión es darles el regalo de una de las habilidades para la vida más deseadas en el mundo actual. A medida que crecen, pueden llevar estas importantes cualidades a lo largo de su vida personal y profesional. Las investigaciones muestran que esto conduce a una mayor satisfacción, bienestar y felicidad en la vida.

Algo que queremos para todos nuestros hijos.

Los niños que experimentan aislamiento y falta de inclusión son más probablemente afectados por algún tipo de trauma infantil. Después de una serie de eventos traumáticos, un niño puede tardar más en desarrollar habilidades emocionales y de comportamiento cruciales y, lamentablemente, puede dejar que cuestione su propia individualidad y valor.

Lamentablemente, los niños que han experimentado un trauma infantil también tienen más probabilidades de tener dificultades para adaptarse y conectarse con sus compañeros y maestros, lo que dificulta que se sientan incluidos. Esto puede llevarlos a experimentar aún más trauma en el entorno escolar. Por eso es tan importante que trabajemos aún más para conectarnos con estos niños y brindarles el entorno inclusivo y seguro que tan desesperadamente necesitan.

Veamos los conceptos básicos para promover la inclusión en nuestras escuelas mediante la construcción de un aula inclusiva.

Regulación emocional

El trauma infantil y otras necesidades especiales pueden causar un desequilibrio en el estado de ánimo de un niño y luchas con la inteligencia emocional. Esto puede causar confusión para el niño y sus compañeros, resultando en situaciones sociales difíciles.

Cuando proporcionamos las herramientas y los recursos para expresar adecuadamente sus emociones sin juzgar, es probable que un estudiante evite el escrutinio severo de sus compañeros.

Es importante colaborar con el consejero escolar con respecto a la salud emocional de sus estudiantes. Pueden actuar como un puente con los padres, tutores y cuidadores de los estudiantes que experimentan desafíos sociales y personales.

Trabajando juntos, los problemas se pueden abordar de manera proactiva y efectiva con el interés superior del niño en primer plano.

Colaborar con otros educadores

La comunicación abierta entre usted y otros educadores es la puerta para comprender mejor el comportamiento de un niño y crear un aula inclusiva. Un niño en cada etapa del desarrollo puede expresar emociones que son complicadas y difíciles de entender.

Al comparar notas sin juzgar, pueden trabajar juntos para identificar patrones de comportamiento y desencadenantes. Esto puede ayudarlo a encontrar formas consistentes de ayudar a un niño en todo momento en el entorno escolar.

Otro beneficio de involucrar a varios educadores es la continuidad. Al tener más de un modelo adulto positivo, puede proporcionar al niño un entorno de aprendizaje estable de manera eficaz. Si el niño tiene adultos en los que confía y con los que se siente seguro, podrá bajar la guardia y brillará su verdadero espíritu.

Ayuda a construir amistades

Si bien a muchos estudiantes les resulta fácil entablar amistades, puede ser más complicado para un estudiante que tiene necesidades especiales, es de una cultura diferente, se identifica con la comunidad LGBTQ, ha lidiado con un trauma o se siente diferente y como un extraño por cualquier motivo… A estos estudiantes les puede resultar muy difícil establecer y mantener relaciones positivas con sus compañeros de clase.Esto a su vez puede generar altos niveles de ansiedad, lo que complica aún más sus relaciones.

Al comprender mejor a cada niño y concentrarse en sus rasgos y talentos únicos, puede ayudarlos a encontrar conexiones. Es probable que haya al menos otro compañero de clase que tenga intereses similares. Fomenta esas conexiones.

La conexión ayuda a los estudiantes a sentirse valorados y permite que sus cuerpos se sientan seguros, estén abiertos al aprendizaje y confíen en los demás.

En un ambiente escolar inclusivo, todos los estudiantes verán el valor de las diferencias y cómo es importante construir amistades con personas que son diferentes a ellos. Esto beneficia a todos los estudiantes.

Aceptar la diversidad

En nuestro mundo de gente increíblemente diversa de una inmensa gama de orígenes y experiencias, abrazar la diversidad de todos los estudiantes y educadores es una necesidad. Una forma de educar a sus estudiantes sobre la diversidad es colaborar con otras aulas y escuelas en proyectos.

En esta era de la tecnología, podemos conectarnos con escuelas y estudiantes de diferentes culturas en la ciudad y en todo el mundo. Todo con el clic de un mouse. Aproveche las increíbles oportunidades que brinda la tecnología al iniciar proyectos colaborativos.

Programas de amigos por correspondencia, experiencias educativas compartidas o empresas conjuntas en las que trabajan juntos desde diferentes comunidades hacia un objetivo común. Hay tantas ideas.

Al reunir a estudiantes de todas las edades y orígenes, la diversidad se puede celebrar en toda la escuela, la comunidad y el mundo.

Un proyecto a menudo difícil para muchos estudiantes es el Family Tree Project. Conozca cómo adaptamos este proyecto para que acepte mejor la diversidad en las unidades familiares.

Edúcate tu mismo

Como educador, la mayoría de sus estudiantes esperan que sepa todo. Eso es virtualmente imposible. Sin embargo, conocer a cada estudiante a nivel personal te ayudará a comprender y sentir empatía por sus experiencias personales.

Hacerles las preguntas correctas a sus estudiantes puede ayudarlo a construir una base sólida de confianza. Eventualmente, (con la ayuda de su nueva experiencia), puede fomentar la confianza con sus compañeros de clase.

Las habilidades de escucha activa lo ayudarán a aprender quiénes son sus estudiantes como personas únicas y especiales. Este conocimiento le ayudará a crear un aula inclusiva donde se comprendan las necesidades de cada niño.

Sea adaptable

Un niño en crecimiento puede ser impredecible en sus comportamientos. Su cerebro crece y se desarrolla a un ritmo rápido, especialmente si experimentan algún trauma infantil. Ser adaptable a sus comportamientos es uno de los mejores regalos que le puedes dar a tu salón de clases.

No solo estará mejor preparado si ocurre una situación difícil, sino que también puede ayudar a otros estudiantes a brindar comprensión y apoyo cuando uno de ellos tenga dificultades.

Está bien no estar bien. Necesitamos animar a todos en nuestras aulas a reconocer que todos luchamos. También podemos estar ahí para ayudar cuando alguien lo necesite.

Proporcionar seguridad

Un entorno de aprendizaje seguro es el mejor entorno de aprendizaje. Cuando los niños se sienten seguros en el aula, es más probable que estén abiertos a los demás acerca de su singularidad e intereses. Esto crea amistades duraderas entre compañeros, ya que se sienten cómodos al incluir a otros en sus tareas diarias. Enseñar a sus estudiantes que pueden expresar sus sentimientos con usted de manera segura puede ayudar a construir un salón de clases saludable y seguro.

Sea un defensor

Convertirse en un defensor de cada niño en su salón de clases brindará amplias oportunidades para el crecimiento, la inclusión e incluso para convertirse en un ejemplo como un educador fantástico en su distrito. Ser un defensor de sus estudiantes significa ir más allá para cada uno de ellos. Independientemente de sus experiencias de vida, antecedentes y progreso en sus habilidades académicas. Tus estudiantes te admiran. Sea un defensor y admire a sus estudiantes.

Brindar un ambiente de clase inclusivo para nuestros estudiantes construirá el puente hacia una comunicación efectiva, confiabilidad y una nueva esperanza para aquellos que luchan por encajar. Como maestros, podemos usar nuestro papel para evitar la exclusión de nuestros estudiantes al hacernos cargo de nuestro propio aprendizaje. y desarrollo para los próximos años.

El mejor regalo que podemos darles a nuestros hijos es el poder de la inclusión y la aceptación de las diferencias. La investigación muestra que esto fomenta el bienestar de por vida. Algo que deseamos para todos nuestros hijos. Al crear un salón de clases inclusivo, podemos proporcionar esto a todos nuestros estudiantes mientras están bajo nuestro cuidado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *