Conexión entre el autismo y el trastorno del procesamiento auditivo

Observamos que muchos niños pequeños parecen tener problemas para decodificar los sonidos que les rodean. Se pierden muchos de los detalles, especialmente en entornos ruidosos o que distraen.

Cuando hablamos de la capacidad de una persona para comprender el lenguaje hablado, no significa la capacidad del oído para detectar sonidos. Pero también poder reconocer, interpretar y utilizar la información acústica de nuestro entorno.

La investigación también sugiere que el autismo afecta el aprendizaje y el desarrollo social. También implica dificultades para distinguir y procesar el sonido. Es una de las habilidades más básicas necesarias para comprender el habla.

El procesamiento auditivo es una parte importante de la comunicación social. Las personas con trastorno del espectro autista suelen tener problemas para procesar esta información.

Un trastorno del procesamiento auditivo se refiere a la condición en la que algo afecta el procesamiento o interpretación de la información del sonido. También se conoce como trastornos del procesamiento del lenguaje.

Los niños que tienen un trastorno del procesamiento auditivo pueden interferir tanto con el aprendizaje como con la interacción con otras personas. Los niños autistas con trastornos del procesamiento auditivo pueden oír. Pero les resulta difícil percibir lo que escuchan.

¿Qué es el trastorno del procesamiento auditivo?

También se conoce como trastorno del procesamiento auditivo central (CAPD). Es un problema de audición que afecta principalmente a los niños en edad escolar.

Los niños con esta afección enfrentan problemas para procesar la información que escuchan. Esto se debe a que sus oídos y cerebro no se coordinan de manera adecuada y completa.

El diagnóstico temprano es importante. Esto se debe a que cuando esta afección no se trata a tiempo, un niño puede mostrar signos de trastornos del habla y del lenguaje.

Síntomas

Los síntomas de la APD pueden ser leves o incluso graves. Si cree que su hijo podría estar sufriendo de procesamiento de sonidos, puede hacerse estas preguntas:

  • ¿Su hijo se distrae fácilmente con ruidos fuertes o repentinos?
  • ¿El ambiente ruidoso le molesta a su hijo?
  • ¿Mejoran el comportamiento y el rendimiento de su hijo en entornos más tranquilos?
  • ¿Su hijo tiene algún problema para seguir instrucciones (simples o complicadas)?
  • ¿Su hijo tiene dificultades con la lectura, la ortografía y el habla y el lenguaje?
  • ¿Son difíciles para su hijo los problemas verbales y matemáticos?
  • ¿Su hijo se está volviendo olvidadizo?

Procesamiento auditivo y autismo

¿Sabes cuántos niños se ven afectados ahora por el trastorno del espectro autista (TEA)? La respuesta es que solo 1 de cada 88 se ve afectado en su mayoría por TEA.

Los niños que tienen TEA enfrentan un problema de socialización que a su vez puede conducir a un trastorno del procesamiento auditivo (TPA).

La clave para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados para los niños autistas es reconocer los síntomas de la deficiencia auditiva y del lenguaje.

Si sufre de autismo, puede experimentar los siguientes problemas:

  • Tarareando en respuesta a charlas u otros ruidos.
  • Reaccionar en situaciones que no parecen particularmente ruidosas para la mayoría de las personas.

Causas del trastorno del procesamiento auditivo en el autismo

Aunque las causas del TPA aún no se conocen entre las personas autistas, existen algunas teorías.

Teoría 1: una teoría sostiene que el hipocampo del cerebro es responsable de procesar la información auditiva. Puede ser «inmaduro» en personas con autismo. Dice que los niños autistas pueden oír normalmente. Pero pueden tener problemas para procesar el sonido.

Teoría 2: Aquí, los niños con autismo no prestan atención a algunos sonidos. Y su atención también cambia lentamente. Un hecho interesante descubierto por estos investigadores fue la preferencia de los sonidos extraños de los niños autistas sobre el sonido de la voz de su madre.

Como resultado, se encontró que el procesamiento y la discriminación del sonido eran normales en estos niños. Se observó que no prestaron atención a los cambios en el habla.

¿Cómo puede ayudar la investigación?

La investigación tuvo como objetivo fortalecer nuestra comprensión de los patrones de actividad cerebral. Estos patrones están asociados con la hipersensibilidad al sonido.

No solo esto, sino que también está relacionado con la dificultad del lenguaje en adolescentes y adultos jóvenes en el espectro del autismo.

El primer paso es desarrollar todas las intervenciones personalizadas. Estas intervenciones pueden apoyar la comunicación. También puede mejorar la calidad de vida.

La mayor parte de esta investigación es analizar las dificultades relacionadas con el autismo en la comprensión de la raíz del lenguaje.

Este examen ocurre a partir de una combinación de problemas de procesamiento auditivo basados ​​en el cerebro y los comportamientos de los individuos para escapar del estrés causado por la sensibilidad al sonido y la comunicación social en general.

Nuevo enfoque

Alrededor de un tercio de los niños y adultos que padecen autismo se enfrentan a graves deficiencias del lenguaje. Creemos que es probable que estén más influenciados por los trastornos del procesamiento auditivo.

Por otro lado, puede ser un poco difícil estudiar DPA en personas que tienen dificultades para comprender las instrucciones habladas. Por esta razón, la mayoría de las investigaciones (sobre APD) se han centrado en personas que tienen habilidades cognitivas y del lenguaje.

La electroencefalografía (EEG) supera este obstáculo para medir cómo el cerebro registra y procesa el sonido.

Riesgos del programa APD para niños con TEA

Como era de esperar, trabajar en el trastorno del procesamiento auditivo para ayudar a las personas autistas no siempre tiene éxito.

Algunas de las Corporaciones de Aprendizaje Científico como Fast ForWord tienen una alta tasa de éxito en ayudar al trastorno del procesamiento auditivo.

Hay dos grandes advertencias que los padres deben entender para un niño autista:

  • Hay algunos niños con TEA que no pueden acceder al nivel más bajo del programa.
  • A veces, otros factores de activación importantes también influyen.

Diagnóstico de un trastorno del procesamiento auditivo

Recuerde que aprender o escuchar todos los problemas del lenguaje no conduce a un diagnóstico de TPA. No hay duda de que los maestros, psiquiatras y otros diagnosticadores definitivamente pueden ayudar a los padres a detectar y descubrir los signos.

Es posible que aprendan sobre las dificultades que tiene un niño autista dentro de su entorno de aprendizaje, pero no existe un diagnóstico preciso para un TPA.

El diagnóstico de APD se realiza bajo la supervisión de audiólogos. Los audiólogos cuentan con la formación especializada y los equipos innovadores que se utilizan para evaluar la presencia de un APD. También puede determinar su naturaleza exacta.

Pruebas realizadas por audiólogos

Los audiólogos realizan diferentes pruebas para evaluar a su hijo. Algunas de estas pruebas se mencionan a continuación.

1. Revisión de salud auditiva

Comprueba la anatomía del oído, la presencia de líquido crónico, análisis de sangre como los niveles de plomo y pruebas metabólicas.

2. Timpanograma

La medida del reflejo acústico de la salud del oído medio determina la posible pérdida auditiva.

3. Prueba de audición conductual

Se pide al paciente que responda a la estimulación auditiva. No es apropiado para todas las edades ni para niños.

4. Evaluación del procesamiento auditivo central

Determina si un niño tiene problemas para discernir ciertos sonidos.

5. Emisiones otoacústicas

Mida la presencia o ausencia de respuestas típicas de «eco» al sonido mediante el uso de un auricular de esponja suave que se coloca en el canal auditivo.

Prevenciones para el autismo y el trastorno del procesamiento auditivo

Pasos que pueden tomar los padres

  • Reducir el ruido de fondo en casa y en la escuela.
  • ¿Su hijo hace contacto visual con usted cuando habla?
  • Utilice frases sencillas.
  • Habla a un ritmo muy bajo.

Pasos que pueden tomar los profesores

  • Modifique la distribución de los asientos para que el niño pueda sentarse al frente de la habitación o de espaldas a la ventana.
  • Proporcione ayudas adicionales para los estudios, como una libreta de tareas o una grabadora.

Conclusión

Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que existen diferentes técnicas y tecnologías disponibles en la actualidad para curar el autismo y el trastorno del procesamiento auditivo. Sí, estos dos están vinculados entre sí y afectan las habilidades de procesamiento auditivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *