Estrategias Empleadas en la Educación Especial

Las estrategias que se pueden emplear en la  educación especial se pueden determinar cuando se conocen las necesidades educativas del estudiante. Estas servirán de apoyo al estudiante durante todo el tiempo que dure su formación educativa.

La principal estrategia para ayudar a los estudiantes en la educación especial es que todos los involucrados cuenten con la capacitación suficiente. Además deben estar comprometidos en brindarles todo el apoyo para que logren su desarrollo educativo y culmine su aprendizaje.

¿Qué estrategias utilizar para ayudar a los estudiantes de educación especial?

Las leyes en los diferentes países de Latinoamérica establecen cómo debe ser la educación de los estudiantes con necesidades del aprendizaje. Lo principal es que estas personas deben ser educadas junto con sus compañeros que no tienen ninguna habilidad diferente.

Las estrategias que utilizan las escuelas para ayudar a los estudiantes de educación especial en las aulas generales son las siguientes:

Adaptaciones

Las adaptaciones son una de las estrategias más importante en la educación especial. Porque permite que un número mayor de estudiantes accedan a los programas de educación general.

Esta estrategia consiste en adecuar la enseñanza a las necesidades específicas del estudiante. Entre las adaptaciones más frecuentes se encuentra el otorgar un tiempo adicional para realizar los exámenes.

Tecnología de la asistencia

La tecnología de la asistencia son herramientas específicas que ayudan a las personas con necesidades educativas especiales. Estas herramientas pueden ser cualquier tipo de equipo, software o dispositivo que ayudan a las personas en su discapacidad.

Estos equipos pueden ayudar a comunicarse, a avanzar en la vida y en la escuela, a fortalecer su independencia y confianza.

Asistentes de enseñanza

Los asistentes de enseñanza son profesionales que forman parte del personal de apoyo de la escuela. Este trabaja junto con el maestro y bajo su supervisión, en las aulas de educación general para dar apoyo en todas las actividades.

El apoyo que por lo general brinda el asistente de enseñanza es el siguiente:

Apoyo conductual

Los asistentes de enseñanza por lo general trabajan con los estudiantes que tienen dificultades con el comportamiento dentro del salón de clases. Estos utilizan estrategias, como celebrar los comportamientos que sean apropiados y brindan ayuda en situaciones de crisis.

Estos profesionales suelen desarrollar mejores relaciones con los estudiantes y logran tener una mayor interacción. El asistente de enseñanza ayuda a los maestros a entender la conducta que algunos estudiantes manifiestan.

Apoyo educativo

El asistente de enseñanza puede fortalecer el aprendizaje de los estudiantes en pequeños grupos o de forma individual. Este apoyo lo suministra durante o después de las actividades realizadas por el maestro.

Este profesional también se encarga de actividades con grupos pequeños mientras el maestro ayuda a otros estudiantes.

Apoyo médico y físico

Algunos asistentes de enseñanza están capacitados para trabajar con estudiantes con necesidades físicas. Estos pueden ayudar con la comunicación, con el cuidado personal y a desarrollar destrezas adaptativas.

Los asistentes de enseñanza también pueden colaborar cuando algunos estudiantes requieren de ayuda médica.

Modificaciones

Las modificaciones son estrategias de gran ayuda para el estudiante que tiene dificultades de atención y de aprendizaje. Esta estrategia suele usarse cuando el estudiante tiene problemas para cumplir con las actividades diarias en la escuela.

Las modificaciones consisten en cambiar lo que el estudiante debe hacer en la escuela y lo que se le enseña. Esta es una forma de facilitarles las actividades a los estudiantes que tiene problemas de aprendizaje.

Técnicas para ayudar a los estudiantes de Educación Especial

Estrategias Empleadas en la Educación Especial

Los maestros y profesores emplean muchos métodos para ayudar a todos los estudiantes a satisfacer sus necesidades. Esto debido a que saben que los estudiantes cuentan con diversas habilidades y sólo buscan la forma de ayudarlos a desarrollarlas.

 Las técnicas para ayudar a los estudiantes de educación especial más utilizadas por los maestros son las siguientes:

Organización gráfica

La organización gráfica consiste en un dibujo que realiza el maestro que permite organizar las ideas y el pensamiento. Este método puede ayudar a los estudiantes a planear y organizar una actividad.

Instrucción diferenciada

Las instrucciones diferenciadas ayudan al estudiante a demostrar lo que sabe de forma diferente. Esta técnica funciona muy bien en los salones de educación general que cuentan con estudiantes con necesidades educativas especiales.

 Los maestros con esta técnica cambian lo que los estudiantes deben aprender, la forma cómo lo deben aprender y cómo se transmite el contenido. Cuando un estudiante tiene problemas en un área determinada, el maestro hace lo siguiente:

Diseña un plan con instrucciones paso a paso, realiza más práctica y asigna tareas especiales. Para ello el maestro investiga que necesita el estudiante para aprender y qué recursos se pueden utilizar para que aprenda.

Este método de enseñanza incluye diferentes estilos de aprendizaje, buscando siempre ayudar al estudiante con necesidades especiales.

Instrucción multisensorial

La instrucción multisensorial es un método que busca conectar lo que los estudiantes aprenden con los sentidos. Este método trata que los estudiantes utilicen sus sentidos para aprender recordando lo que escucha, siente, ven y cómo se mueven.

Los maestros también pueden utilizar frases que les ayude a los estudiantes recordar determinados conceptos o procesos.

Recomendaciones para ayudar al estudiante de educación especial

Los maestros y profesoras para ayudar al estudiante de educación especial deben seguir las siguientes recomendaciones:

Guiar al estudiante en las actividades hasta que pueda realizarlas por sí solo. También debe trabajar con él poco a poco durante diferentes periodos de tiempo.

Las tareas que se realizan las debe repetir varias veces, para que el estudiante recuerde para qué sirven y cómo las debe hacer.

El número de tareas o ejercicios debe ser menor que el resto de los estudiantes y debe dársele el tiempo para que lo pueda desarrollar.

El maestro debe tener paciencia y ayudar al estudiante para que sus respuestas sean cada vez más rápidas.

Al estudiante debe dársele la oportunidad de resolver situaciones cotidianas por sí solo, no responder en su lugar ni anticiparse.

Deben planearse actividades donde el estudiante sea el personaje principal y pueda tomar decisiones y resolver problemas.