Psicoeducación

Cuando los padres se enfrentan al desafío de abordar comportamientos difíciles como crisis y arrebatos de ira, a menudo buscan soluciones como diferentes estrategias de disciplina, ofrecer recompensas, quitar privilegios, etc.

Existe una gran variedad de estrategias de crianza diferentes, algo para cada estilo de crianza.

Pero una cosa que no muchos padres consideran, probablemente porque en realidad es una intervención terapéutica y no una técnica de crianza (pero puede serlo), es la psicoeducación.

La psicoeducación puede ayudar a los niños con problemas de salud mental, como ansiedad o TOC, así como a niños con TDAH, TEA, ODD y otras afecciones.

¿Qué es la psicoeducación?

En psicología, la psicoeducación significa brindar educación e información a quienes buscan o reciben servicios de salud mental, como las personas diagnosticadas con afecciones de salud mental y sus familiares.

Como padre o educador, se trata de enseñar a los niños o adolescentes cómo funciona su cerebro y por qué a veces reaccionan como lo hacen.

La psicoeducación también puede significar enseñar más sobre temas que rodean a los niños con muchas preocupaciones, porque, como dice el viejo refrán, el conocimiento es poder.

Por ejemplo, si un niño tiene fobia a las arañas, podría ayudarlo a saber qué tan raro es que las arañas piquen y cómo la mayoría de las arañas son relativamente inofensivas.

Derribos y arrebatos

¿Su hijo lucha con desafíos complejos de comportamiento como crisis y arrebatos? Esto suele ser un desafío para los niños que encuentran difícil la regulación emocional.

Si lo hacen, es posible que vea comportamientos como:

  • Fuerte rechazo / incumplimiento
  • Gritando o chillando
  • Huyendo
  • Ocultación
  • Golpeando
  • Romper o tirar cosas.
  • Escupir
  • Autolesiones

Como padres, es importante comprender por qué ocurren este tipo de comportamientos para que podamos abordarlos de manera adecuada.

Pero es igualmente importante ayudar a su hijo a comprender por qué hace estas cosas.

La mayoría de las veces, los niños ni siquiera comprenden sus emociones, por lo que el simple hecho de tener grandes emociones es completamente abrumador y conduce a un colapso. Entonces los niños pueden sentir que algo anda mal con ellos.

Lo que la mayoría de los niños no saben, y muchos padres tampoco, es que estas reacciones intensas son una respuesta normal del cerebro. El problema es que ocurre con más frecuencia de la necesaria debido al retraso de las habilidades en el desarrollo socioemocional.

Y esa respuesta normal del cerebro de la que estoy hablando se llama instinto de lucha o huida.

Instinto de lucha o huida

Probablemente hayas oído hablar de luchar o huir antes, a veces también se lo conoce como luchar, huir o congelar.

Es una respuesta al estrés que ocurre en nuestros cuerpos cuando algo es mental o físicamente aterrador o demasiado abrumador para nosotros.

Es un instinto de supervivencia que en realidad involucra a una parte de nuestro cerebro (la amígdala) para cortar la comunicación con la corteza prefrontal, a veces llamada «cerebro pensante».

Entonces reaccionamos, pero realmente no tenemos el control de nuestro comportamiento.

Grabé este breve video a continuación para explicar cómo funciona esto y por qué algunos niños parecen estar en este estado con tanta frecuencia.

¿Por qué es importante la psicoeducación para los niños?

Cuando los niños (y los adultos) tienen un conocimiento profundo de cómo funciona su cerebro y por qué reaccionan de la manera en que lo hacen, se sienten más en control de su comportamiento.

También se vuelven más conscientes de sus propios factores desencadenantes, comprenden y notan el estrés antes y comprenden la importancia de aprender diferentes habilidades de afrontamiento y calma.

Cómo enseñar a los niños sobre la lucha o la huida y cómo funciona su cerebro
Creé una narrativa ilustrada para niños y adolescentes que explica, de una manera muy simple de entender, cómo funciona el cerebro, qué es luchar o huir y por qué sucede.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *